0

Precauciones y posibles efectos secundarios que puede causar el harpagofito

El harpagofito, como muchos sabréis, es una planta medicinal que tiene numerosas aplicaciones en enfermedades relacionadas con las articulaciones y los huesos, como la artritis, la arteriosclesoris o el reúma.

En un principio es seguro tomar harpagofito, pero hay que tener cuidado y hacerlo bajo prescripción médica, ya que si nos excedemos de la dosis diaria permitida o llevamos a cabo dos tratamientos sin dejar margen de tiempo, podemos caer en sus efectos secundarios.

El mayor efecto secundario que produce el harpagósido es la diarrea, ya que casi el 10% de personas que participaron en un estudio presentaron el síntoma.

Otros pueden ser los vómitos, dolor de cabeza, náuseas, pérdida de apetito e incluso se pueden sentir pitidos en los oídos.

Si eres alérgico al harpagofito, puedes tener reacciones anafilácticas, así que ten cuidado.

En las mujeres en algunos casos ocasionan problemas menstruales. También puede alterar la tensión arterial.

Toma precauciones antes de tomar harpagofito

En base a todos los estudios clínicos realizados, no se sabe suficiente sobre la seguridad de su uso en largos plazos de tiempo, así como tampoco hay datos sobre su aplicación directa en la piel a base de cremas y otros cosméticos.

¿Qué debo hacer antes de empezar a consumir harpagofito? Ten en cuenta las siguientes advertencias y precauciones.

Durante el embarazo y la lactancia preferiblemente no hagas ningún tratamiento. El harpagofito puede pasar al feto fácilmente, o al bebé a través de la leche ya que su tasa de absorción es muy alta. No hay suficiente información aún, por eso es mejor prevenir que curar.

Si padeces enfermedad del corazón, como en algunos casos altera la presión arterial, es mejor que no uses la garra del diablo ya que puedes sufrir de arritmia u otros síntomas relacionados con el sistema circulatorio.

Como el harpagofito está compuesto por una serie de glucósidos, si padeces diabetes no es aconsejable emplearlo como tratamiento ya que puede alterar drásticamente los niveles de glucosa en sangre.

Si tienes úlceras en el sistema gastrointestinal, no lo consumas bajo ningún concepto, ya que el harpagósido promueve la secreción de bilis y jugos gástricos que podrían producir malestar y dolores intensos.

Quédate atento a nuevos artículos en este blog sobre el harpagofito.